Polioximetileno (acetal) (POM)

Termoplástico parcialmente cristalino 

El polioximetileno (POM), también denominado acetal, poliacetal y poliformaldehído, es un termoplástico técnico utilizado en componentes de precisión que requieren una elevada rigidez, baja fricción y excelente estabilidad dimensional. El POM se caracteriza por su elevada resistencia, dureza y rigidez a hasta -40 °C (-40 °F). El POM es intrínsecamente blanco opaco, debido a su elevada composición cristalina, pero está disponible en todos los colores.

El homopolímero POM es un polímero semicristalino con un punto de fusión de 175 °C (347 °F), mientras que el del copolímero es ligeramente inferior, entre 162 °C y 173 °C (323 °F y 343 °F).

El POM es un material tenaz con un coeficiente de fricción muy bajo. Es sensible a la oxidación, y se suele añadir un antioxidante a los materiales con calidad de moldeo. Los dos métodos de moldeo empleados con mayor frecuencia son el moldeo por inyección y la extrusión. Las aplicaciones más habituales del POM moldeado por inyección son los componentes técnicos de alto rendimiento, y el uso de este material en los sectores de la automoción y la electrónica de consumo está muy extendido. El POM es adecuado para aplicaciones de transporte de cargas pesadas y a temperaturas bajas.